Consejos que debes saber para aceptar o rechazar un trabajo

Aceptar o cambiar de empleo es una decisión que no se piensa a la ligera, por los pros y contras que podría traer a nuestra vida. Ten presente estos tips para saber aceptar o rechazar un trabajo u oferta laboral.
Aceptar o rechazar un trabajo

Tabla de Contenido

Viviste una engorrosa búsqueda de empleo, aplicaste a varias ofertas, tuviste entrevistas y finalmente te aceptaron en una o más vacantes por tu gran experticia y experiencia. ¡Felicidades, lo peor ya pasó! Disfruta de esa dulce emoción de triunfo.

Sin embargo, por tu bien, ahora te corresponde analizar a conciencia y decidir si aceptar o rechazar un trabajo, saber si es el ideal para ti o si es necesario seguir buscando; en la mayoría de los casos, las empresas te dan un corto tiempo para considerarlo y comienza la presión de dar una respuesta.

Para ayudarte, te invitamos a leer las siguientes claves para considerar tu decisión:

Recuerda tus propios motivos

¿Qué quiero cambiar? ¿Una mayor remuneración? ¿Que el viaje al trabajo sea más corto? ¿Más oportunidades de crecimiento? ¿No me siento apreciado en mi actual trabajo?¿No estoy satisfecho con mi trabajo?

Estas y otras preguntas busca contestártelas a ti mismo, acuérdate cuáles son tus prioridades y compáralas con lo que te ofrece la nueva empresa; asegúrate que no sea solamente ‘algo nuevo’ que quieres vivir.

Los No-negociables

Si existen condiciones que son importantes para ti como flexibilidad laboral, cercanía al hogar, ambiente laboral, todo ello es válido para aceptar o rechazar un trabajo. Haz una lista de esas cosas que no estás dispuesto a dejar de lado y mantente firme frente a ellas antes de cambiar de empleo.

Si realmente las sientes indispensables y en tu nueva empresa no las ofrecen, hacen parte de los pro’s y contra’s que debes tener presente para tu nueva vida laboral.

Mejoras en la calidad de vida

Esto va de la mano con los no-negociables. La realización de la vida familiar/personal, la presión que se podría llegar a tener, el porcentaje de tiempo que invertirás en viajar si es necesario; son algunos de los aspectos que pueden mejorar la calidad de vida al aceptar o rechazar un trabajo.

Para mantenerse motivado en la parte profesional, también debe haber un equilibrio con la vida personal y el tiempo que dedicamos a nosotros mismos y seres queridos.

Salario

Suele ser una de las motivaciones principales para aceptar o rechazar un trabajo. Es importante tener en mente cuánto vale nuestra labor y esfuerzo, cuál es la cifra mínima por la que merece la pena cambiar de empleo, ideal que esta cifra pueda cubrir tus gastos fijos y más.

Al tomar la decisión es recomendable considerar si este nuevo salario va a mejorar económicamente tus beneficios actuales, además de las ventajas que puedan aportar a nivel monetario. Un sueldo con el que tú te sientas feliz hará que sientas que tanto tú como tu trabajo son apreciados.

Proyectos y funciones

De lo que estés asignado a cumplir dependerá tu día a día y las metas profesionales en la empresa. Verifica tener claridad sobre cuáles van a ser realmente las funciones a desempeñar y si estás de acuerdo con ellas. 

Asimismo, tómate el tiempo de preguntar en la entrevista cómo medirán tu éxito, los objetivos que deberás cumplir y qué esperan ellos de la persona que ocupe ese puesto. Así podrás entender de manera más real y objetiva el puesto al que estás aplicando y sabrás realmente si aceptar o rechazar el trabajo.

Plan carrera

A no ser que lo quieras así, no siempre estarás en el cargo al que aspiras en este momento. Probablemente, en unos años quieras seguir superándote y adquirir nuevos retos; por ello, conoce si la empresa ofrece un plan de carrera, crecimiento u oportunidades de desarrollo profesional.

Si esto es un aspecto importante para ti, ¡no dejes de lado tus metas y recuerda “no dejar de lado tu futuro a la hora de decir que sí en tu presente”!

Condiciones laborales

Es importante estar a gusto en el lugar donde vas a trabajar, revisar cuáles son las condiciones laborales, el tipo de contrato, duración y objetivos propuestos. La mejor manera de hacerlo es consultando si las creencias de tu empresa se alinean con las tuyas y con tus deseos de contratación.

Sobre esto último, existen diferentes tipos de contrato que te podrían ofrecer de acuerdo a los proyectos o cargo que solicita la empresa: Temporal, Indefinido, Formación y Aprendizaje, Indefinido Bonificado, etc. Cada uno cuenta con condiciones, salarios, horarios diferentes por lo que es importante verificar muy bien lo que te ofrecen antes de aceptar o rechazar un trabajo. Puedes ver algunos ejemplos de contrato aquí.

Por otro lado, reflexiona sobre tu posible lugar en la compañía al aceptar o rechazar un trabajo. ¿En qué eres mejor? ¿Cómo puede esta compañía ayudarte a poner en práctica esas habilidades? Lo que te hace feliz en el trabajo, ¿este empleo te dará la posibilidad de desarrollar estas pasiones? Más preguntas a plantearse para aceptar o rechazar un trabajo.

Consúltalo con tus seres queridos

Las decisiones más importantes se toman con la cabeza y no con el corazón, y si otras personas te aportan a saber qué elegir, no se pierde nada preguntándoles; sobre todo si esas personas cercanas se verán afectadas por el cambio. Habla de la oferta con tu familia, amigos íntimos o mentores profesionales para que te brinden una visión diferente y complementaria que quizá tú no has notado. 

Si luego de todo esto, decides que vale la pena, llama al reclutador y toma el trabajo. Si no estás seguro, dialoga sobre lo que te genera duda para tomar la oferta sin pensarlo 2 veces. Aunque, si ves que sin importar la oferta no te interesa el puesto, llama y rechaza gentilmente, aclarando que la oferta te ha honrado pero que no es la mejor decisión para ti en este momento.

¡Te asesoramos! 

Por último, sea la decisión que tomes para tu futuro laboral y profesional, como también puede ser convertirte en Autónomo, crear un emprendimiento Pyme’s o constituir una empresa; en Entre Trámites gestionamos diversos procesos burocráticos que pueden ser para ti un dolor de cabeza. 

¡Escríbenos! A través del formulario de contacto puedes dejar tus datos para que te llamemos, agenda una consulta online con nosotros o descarga nuestra app Entre Trámites.

¡Te esperamos!

más de 300 trámites en la palma de tu mano

Artículos relacionados