Ventajas y desventajas de ser autónomo

¿Estás pensando en trabajar por cuenta propia? Antes de tomar la decisión te presentamos las ventajas y desventajas de ser autónomo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
conoce las ventajas y desventajas de ser autónomo

Tabla de Contenido

Cuando una persona crea un negocio debe decidir si le conviene más darse de alta como autónomo o crear algún tipo de sociedad. Por eso, para que tomes la mejor decisión para ti te presentamos las ventajas y desventajas de ser autónomo, y los criterios a considerar al elegir la forma jurídica de la empresa. 

Ventajas de ser autónomo

Ser tu propio jefe

En este caso tu experiencia, criterio y conocimientos son los que cuentan para el desarrollo de tu trabajo. No tienes un superior indicando cómo y cuándo debes realizar tu trabajo, pudiendo tomar las decisiones que consideres más adecuadas para tu carrera y conducir tus proyectos a donde más te interese. Tendrás un control total de tu actividad, ser emprendedor te brinda la oportunidad de conocer tu empresa desde todas sus vertientes.

Gestionar el tiempo

Como autónomo puedes organizar tu horario, vacaciones, días libres. Como trabajador por cuenta propia puedes decidir cuándo y dónde trabajar, ya que las nuevas tecnologías te permiten gestionar tu negocio de forma online, automatizar los procesos y trabajar desde casa. 

Con esto, se puede simplificar el negocio, pudiendo ahorrar en material, alquiler de un local, etc. Permite conciliar tu vida profesional y personal más fácilmente. 

Trabajar en lo que realmente te gusta y con quien tú quieras

La ventaja del trabajo autónomo es que tienes la libertad total para trabajar de lo que quieras y de lo que siempre has soñado. La constancia, compromiso y ganas muchas veces hacen posible que puedas trabajar en lo que te gusta y también te da la posibilidad de descartar todo aquello que no te interese o no creas adecuado para tu negocio. Lo mismo pasa con los clientes, ya que no tienes la obligación de hacer negocio con personas o empresas que no sigan tu visión de negocio. 

Facilidad para darte de alta

Cuando empiezas una actividad económica debes darte obligatoriamente de alta. Al montar una sociedad los trámites conllevan más tiempo debido a los requisitos económicos, de registros y notarios. 

Darte de alta como autónomo no cuesta, al igual que darte de baja, puedes darte de alta y de baja ilimitadas veces, teniendo en cuenta que si lo haces por periodos inferiores a un mes estarás limitado a hacerlo 3 veces al año. Además, ser autónomo no conlleva ninguna obligación contable al contrario de lo que pasa con las sociedades, únicamente tienes la obligación de tener un libro de facturas emitidas, recibidas y bienes de inversión, teniendo además muchas menos obligaciones formales.

Recuerda que por la contratación de nuestra gestoría mensual para autónomos, te damos de alta totalmente gratis. 

Puedes ganar más dinero

Como trabajador por cuenta ajena puedes ver que la empresa le cobra al cliente más de lo que cobras, por un trabajo que haces tú al 100%. Como autónomo tú te llevas la ganancia total (quitando los impuestos).

Tus ingresos no dependen de las horas que eches, de los trabajos que cierres o de que haya subidas y bajadas en tu empresa. Estos dependerán de cómo trabajes, cuánto quieras cobrar y el número de clientes satisfechos que consigas.

Nuevas mejoras en las condiciones por ser autónomo

Ahora los autónomos también tienen derecho a paro y a baja por enfermedad, siempre y cuando pagues la seguridad mínima exigida. 

También tienes la ventaja de poder desgravar el IVA de las facturas que recibas.

ventajas y desventajas de ser autónomo

Desventajas de ser autónomo

Balance entre vivir y trabajar

Hay muchos autónomos que acaban trabajando el doble que cuando eran empleados. Además en ocasiones tus jornadas laborales serán más largas, ya que, dedicarte a tu negocio significa que cuanto más trabajes tendrás más ganancias. 

Los primeros meses deberás emplear más horas de las que te gustaría hasta que tu negocio empiece a funcionar y generar beneficios. Debido a esto es posible que tengas menos tiempo libre y que eso haga borrosa la línea entre la vida personal y el trabajo.

Lucha diaria contra los clientes

Puede que no tengas un jefe en cabeza pero tendrás otros “jefes” en forma de clientes y a veces las batallas con ellos serán constantes, tendrás numerosas reuniones y deberás desplazarte.

Además, puedes trabajar en lo que te gusta y con quien quieras, pero eso no significa que los clientes vayan a aparecer de la nada para contratarte. Debes buscarte tu propio trabajo y clientes y, después, afianzarlos.

Hay que ganar más dinero que como empleado

Un empleado cobra su nómina y no tiene que preocuparse por nada más.

Sin embargo, el autónomo debe preocuparse por el IRPF y el IVA. Por esto, tendrás que aumentar un 21% tus precios para el IVA y perder un 19% más o menos de lo que ingreses.

Mientras que el impuesto de Sociedades se queda en un constante 25% (los dos primeros años desde la constitución de la sociedad son un 15%), el IRPF es variable, ya que va por tramos. 

Obligado a ser un todo en uno

Estarás obligado a ser todo en uno, implicándote al 100%, tendrás que hacer tareas en las que no seas experto, por lo que deberás formarte continuamente, dar la cara en las situaciones adversas y demostrar que puedes con todo. 

Es decir, no sólo eres responsable de dar el servicio o entregar el producto, sino que también tendrás que hacer todo el trabajo de marketing, administración y demás en un principio.

Cuando los ingresos empiecen a entrar, podrás delegar, como por ejemplo la parte contable. Para eso ya sabes que Entre Trámites te ayuda con todos tus trámites del día a día. 

Criterios a considerar al elegir la forma jurídica de la empresa

  • Dinero que vamos a invertir.
  • Responsabilidad frente a potenciales acreedores.
  • Número de socios.
  • Fiscalidad.
  • Complicaciones administrativas (y coste de las mismas).
  • Coste / Capital social.
  • Imagen que quiero tener en el mercado.
  • Exigencias legales (bancos, agencias viajes, contratos administración…).
  • Posibilidad de conseguir subvenciones.

Si terminaste de leer sobre las ventajas y desventajas de ser autónomo y sigues dudando qué es lo mejor para ti, puedes contactarnos o agendar una consulta online para brindarte una mejor asesoría. Igualmente recuerda que sea cual sea tu decisión, en Entre Trámites contamos con servicios para autónomos, pymes o para la constitución de tu empresa

Artículos relacionados

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin