¿Cómo montar un negocio antes de dejar tu puesto de trabajo?

Para montar un negocio antes de dejar tu trabajo actual, existe una lista de pasos a seguir para no perder tu fuente de ingresos fija en el intento. Aquí en Entre Trámites te explicamos la mejor forma de realizar esta transición en tu actividad.
Para montar un negocio antes de dejar tu trabajo existe una lista de pasos a seguir para no perder tu fuente de ingresos fija en el intento. Aquí en Entre Trámites te explicamos la mejor forma de realizar esta transición en tu actividad.

Tabla de Contenido

Abrirse camino en el mundo del emprendimiento no es una tarea fácil. Sin embargo, al tener un trabajo fijo debes planificar tu idea de negocio siguiendo una lista de pasos que se deben realizar en paralelo con tus funciones laborales, claro está que cuando tu negocio esté en marcha, deberás dedicar el 100% de tu tiempo si quieres obtener los resultados esperados.

Asegúrate de que no infringes la política de tu empresa

El problema es que muchos contratos son muy estrictos en cuanto a las cualificaciones profesionales. Asegúrese de leer detenidamente su contrato y compruebe las condiciones de la empresa si va a entrar en el mismo mercado, aunque no sea un competidor directo. Esto es motivo de despido.

Preguntas previas

Hágase dos preguntas básicas antes de dejar un trabajo para convertirse en empresario:

  1. ¿Tenga muy claro lo que quiere hacer?
  2. ¿Conocer el nivel de incertidumbre en el que se sitúa el proyecto? 

Nota: Es importante estar 100% seguro de implementar de tu proyecto de negocios y saber que todo negocio tiene su nivel de complejidad al momento de su puesta en marcha.

Planifique su negocio antes de dejar su trabajo

Tienes que enfocar tu empresa como un proceso industrial bajo los parámetros de planificar, desarrollar, comprobar y actuar. Piensa que al hacerlo por primera vez, ya estás en desventaja frente a alguien que lo ha hecho antes y ya conoce el proceso tres o cuatro veces.

Hay que poner en marcha un buen modelo de negocio. se debe tener definidos el tipo de clientes a los que se dirigirá, los segmentos, la propuesta de valor diferencial, los canales, las alianzas clave con las que cuenta, los recursos necesarios ahora y a medio plazo, y la principal fuente de ingresos del proyecto.

¿Vas a necesitar un socio?

Si su trabajo le obliga a trabajar de 8 de la mañana a 10 de la noche, le resultará bastante difícil hacerlo por su cuenta. En estos casos, muchos empresarios necesitan un socio que pueda dedicarles más tiempo a la empresa.

Del mismo modo, si nunca ha creado una empresa y se adentra en un sector complicado, lo mejor es contar con alguien que haya pasado antes por el proceso (como socio, asesor, becario o externo). No se trata de encontrar a alguien que cubra tus carencias técnicas, sino de las particularidades de emprender este negocio.

Y debe haber alguien en la empresa que conozca muy bien el mercado al que vas a aportar soluciones tanto en términos numéricos como en problemas y dinámicas de solución reales de mercado. Esto permitirá que la base sobre la que lanzarás tu modelo de negocio será más sólida.

Primero tiene que hablar con sus clientes potenciales

La primera premisa que debe comprobar es si lo que piensa lanzar al mercado tiene un valor real para el consumidor, porque podría estar diseñando un producto que sencillamente no interesará a los clientes. Este punto se puede evitar realizando una investigación exhaustiva con los clientes potenciales donde se les pregunte directamente si le ven valor al producto o servicio.

No trate su negocio como un hobby

Una empresa se crea para ganar dinero. Si aún no estás poniendo el 100% de tus esfuerzos en el proyecto, es porque todavía estás validando la idea de negocio o tu producto/servicio previo a su lanzamiento. Combinar ambas tareas durante un tiempo te permite hacer una transición suave a la vida empresarial, frente al salto al vacío que supone lanzar tu propio proyecto empresarial.

Además, el salario puede servir en parte para «financiar» la empresa en sus inicios. Esto puede evitar la necesidad de préstamos en las primeras fases de validación de la idea empresarial, aunque esta «financiación» es muy limitada. 

No gaste dinero en gastos fijos

No siempre se necesita una oficina en el corazón de la capital para dirigir un negocio. Tampoco necesita servidores para un millón de usuarios cuando aún no tiene ni 5.000. Se trata de evitar costes fijos innecesarios. Hay que distinguir entre las actividades principales y las secundarias, y externalizar las que no se pueden hacer internamente.

Sus clientes deben empezar a pagar lo antes posible

Todas las personas con las que hables de tu proyecto te dirán que es una gran idea hasta que tengan que pagar. Por eso, es importante lanzar la mínima expresión de tu producto, una versión que, aunque no sea escalable, la gente ya esté dispuesta a pagar. Esto le permitirá pasar de la encuesta al pago y a la validación mínima de su producto. Y a partir de ahí, hay que mantener el contacto con el cliente.

No renuncie a trabajar en red

Mientras el empresario prepara su proyecto, además de formarse, debe crear una red de contactos, si aún no lo ha hecho. Debes crear su «tarjetero» con todas las personas que conozca. Es muy importante tener experiencia y si no la tienes, es buena idea buscarla, puedes apoyarte otros empresarios y en sus experiencias.

Tómate tu tiempo

Llevar un negocio aparte requiere trabajar más horas, pero no es una cuestión de números, sino de calidad para optimizar el rendimiento. Inicia tu jornada laboral antes de lo habitual y ganarás tiempo sin interrupciones y con una buena concentración, siempre con una buena lista de comprobación que te ayude a tener un orden y enfoque.

No tengas miedo a volar

Una vez realizados los ejercicios de prospección y hayas tomado la decisión de crear tu propia empresa, es hora de tener confianza y determinación, en los buenos y en los malos momentos. Recuerda que no eres la primera persona que ha tomado esta decisión y que hay muchas historias de éxito de profesionales que han dejado la empresa para desarrollar su propio negocio.

Para finalizar y si pones en práctica todo esto, cuando hayas validado tu idea con las ventas y necesites dedicar más tiempo a tu negocio, será el momento de plantearte decir adiós a tu trabajo fijo.

Finalmente, en Entre Trámites ofrecemos diversos servicios de gestoría, asesoría y apoyo en procesos relacionados con la contratación de sus empleados, Constitucion de SL, trámites de seguridad social y elaboración de nóminas para autónomos, PYME’s y otras empresas.

¡Contáctanos! A través de nuestro Whatsapp o agenda una asesoría gratuita con nosotros o descarga nuestra app Entre Trámites.

entre tramites

Artículos relacionados

La economía sumergida, hace referencia a la actividad económica que se escapa al control de Hacienda y al de la Agencia Tributaria. Esta actividad no se contabiliza en el PIB de un país.Aquí te contamos más sobre esta economía.

¿Qué es la Economía Sumergida?

La economía sumergida, hace referencia a la actividad económica que se escapa al control de Hacienda y al de la Agencia Tributaria. Esta actividad no se contabiliza en el PIB de un país.Aquí te contamos más sobre esta economía.

Leer Más >>