Cómo ahorrar impuestos IRPF con plan de pensiones

Cuando se plantea iniciar un plan de pensiones, no solamente se piensa en la jubilación, sino también en todo lo que se puede ahorrar en IRPF.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Cómo ahorrar impuestos IRPF con plan de pensiones

Tabla de Contenido

Cuando se plantea iniciar un plan de pensiones, no solamente se piensa en la jubilación. También en todo lo que se puede ahorrar en impuestos (IRPF) con el plan de pensiones gracias a los beneficios actuales.

Puedes ahorrar impuestos desde 1.500 € hasta 3.600 € con tu plan de pensiones

Los planes de pensiones en España son de los pocos productos financieros que se benefician de una fiscalidad. Especialmente favorable respecto a otros productos de inversión.

Esto se debe principalmente del hecho de obtener una rentabilidad adicional sobre un importe “prestado” por hacienda durante un largo periodo de tiempo y, este va aumentando exponencialmente por la magia del interés compuesto.

Reducción de la base imponible

La principal ventaja diferencial respecto a otros productos financieros es que, la cantidad que se aporte anualmente en el plan de pensiones, reduce la base imponible. Es decir, la base sobre la que se calculan nuestros impuestos. Estas deducciones sobre la base imponible tienen el límite de 8.000 € o el 30% de los rendimientos del trabajo o de otras actividades económicas.

Por lo tanto, como ahora mismo el tipo impositivo está entre el 19% y el 45%, si aportamos el máximo (los 8.000 €) podremos desgravar desde 1.520 € hasta 3.600€ o dicho de otra manera, un rango de 190 € a 450 € por cada 1.000 € que aportemos en función de nuestro nivel de renta.

En la comparativa de fiscalidad de una cartera de planes de pensiones frente a una cartera de fondos indexados, puedes observar que estas ventajas pueden ser muy significativas a lo largo del tiempo, respecto a otros productos financieros.

Para un cliente que aporte 4.000 € anuales, las ventajas fiscales pueden suponer acumular desde 27.000 € a 42.000 € más. La diferencia se produce sustancialmente porque la desgravación nos permite acumular un capital adicional gracias a los impuestos que nos devuelve hacienda.

Estos impuestos acumulados en el tiempo y con la ayuda de la rentabilidad compuesta, se convierte al final de muchos años en una buena suma, que puede ir desde el 25% hasta un 40% más (para ver más detalles sobre las hipótesis y estos cálculos consulta la comparativa de fiscalidad). 

Otras ventajas de los planes de pensiones

Los planes de pensiones gozan además de otras ventajas y no solamente la reducción de la base para ahorrar impuestos IRPF.

Los planes de pensiones, en general y al igual que los fondos de inversión, se benefician de la libre traspasabilidad entre planes. Aunque la liquidez de los planes de pensiones es restringida, como veremos más adelante, existe total movilidad de los derechos consolidados entre planes de pensiones. Es decir, se puede cambiar de plan de pensiones sin necesidad de tributar en el momento del cambio ni perder ningún derecho económico.

¿Qué quiere decir esto? Pues que en cualquier momento podemos traspasar nuestro plan de pensiones a otra entidad u a otro plan de pensiones que nos parezca más ventajoso, sea por su mejor expectativa de rentabilidad y/o sus costes más bajos. 

Esto quiere decir que no tenemos porqué quedar anclados a un plan de pensiones si este no está cumpliendo con las expectativas. Hacer un traspaso de planes de pensiones es realmente sencillo.  No hay que dar ninguna explicación a la entidad donde lo tengas, basta con dar los datos de tu plan de pensiones a la entidad donde quieras traspasarlo.

Otros aspectos a tener en cuenta, a parte del ahorro en impuestos IRPF

Los planes de pensiones tienen una restricción en cuanto a su liquidez. Solo se pueden rescatar en determinadas circunstancias. Esto puede ser bueno o malo según se mire.

Por un lado, en general, es preferible no tener limitada la liquidez en nuestros productos de inversión. Pero por otro, para el inversor menos disciplinado esta circunstancia puede ayudarle a mantener esa inversión a lo largo del tiempo y beneficiarnos de la acumulación que se genera gracias al interés compuesto hasta el día de nuestra jubilación.

De esta manera nuestro plan de pensiones privado puede llegar a ser realmente un complemento a nuestra pensión oficial.

También hay que tener en cuenta que para que el efecto fiscal sea positivo deberemos rescatar, idealmente, nuestro plan de pensiones en varios años: es decir, como una renta mensual o anual para evitar el efecto acumulativo del IRPF.

Esto es debido a que la cantidad que se rescate en el momento de la jubilación se suma a los otros rendimientos del trabajo y las otras rentas sujetas a la base imponible del IRPF. 

Es importante que más allá de las ventajas fiscales, seas exigente con la rentabilidad del plan de pensiones.

Las ventajas fiscales de las que hemos estado hablando se producen a iguales rentabilidades. Si se queda rentabilidad por el camino la comparación puede no ser ya tan beneficiosa.

La TAE media histórica de los planes de pensiones en España de los últimos 10 años está en torno a un 2%. Para que tengas mejores alternativas, es por ello que en inbestMe hemos diseñado unas carteras de planes de pensiones basadas en los mismos conceptos que nuestras carteras de gestión pasiva (fondos indexados o ETFs): con bajos costes, alta diversificación y por tanto muy eficientes para cualquier inversor (hay 11 perfiles de riesgo diferentes) con expectativas de rentabilidad media anualizada del 4,5%.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Qué impacto tiene el Coronavirus sobre las inversiones?

Mejor aportar mensualmente que una vez al año

Los inversores tienen tendencia a dejar para el último día la aportación (finales de diciembre) a su plan de pensiones. Es más óptimo aportar regularmente (por ejemplo mensualmente) al plan de pensiones y no dejarlo para el último día.

Por ejemplo, con la rentabilidad media esperada de los planes de pensiones de inbestMe, para alguien que aportara regularmente (mensualmente) a su cartera de plan de pensiones en vez de una vez al año, llegaría a acumular 20.000 € más.

Este capital adicional que acumularías de más, es debido a que mensualmente ya estamos generando rentabilidad sobre el capital aportado y, gracias al efecto positivo que se deriva del interés compuesto, obtienes rentabilidad sobre la rentabilidad obtenida.

Después de caídas importantes en los mercados, si sabes seguro que el invertir de golpe todo lo que piensas invertir en el año en planes de pensiones no va a perjudicar tus finanzas diarias, puede ser incluso recomendable acelerar la aportación, estarás comprando más barato.

Con todas estas buenas prácticas, conseguirás ahorrar impuestos en tu IRPF gracias a tu plan de pensiones beneficiándote en el largo plazo.

Fuente: inbestme

Artículos relacionados