¿Qué impacto tiene el Coronavirus sobre las inversiones?

Las epidemias que amenazan la salud pública, pueden asustar rápidamente a los inversores y, a la larga, afectar a la economía y el comercio. Te explicaremos el impacto del Coronavirus sobre las inversiones.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Qué impacto tiene el Coronavirus sobre las inversiones

Tabla de Contenido

Las epidemias que amenazan la salud pública, pueden asustar rápidamente a los inversores y, a la larga, afectar a la economía y el comercio. Te explicaremos el impacto del Coronavirus sobre las inversiones.

El coronavirus ha provocado el cierre de aeropuertos y de algunos comercios, y ha llevado a China a construir nuevos hospitales en pocos días. En China, el brote podría significar un período de crecimiento más lento y de debilitamiento de los mercados de valores a medida que los inversores buscan protegerse.

¿Cuáles son las consecuencias para las carteras que administramos?

Los equipos de Morningstar Investment Management están siguiendo de cerca la situación. Vigilamos continuamente más de 250 mercados desde todos los ángulos, desde los riesgos fundamentales hasta las oportunidades de inversión a contracorriente.

Un examen de nueve epidemias importantes desde 1998 revela pocas pruebas que vinculen estos fenómenos mundiales con los fundamentos de la inversión a largo plazo.

La economía china podría ralentizarse, incluso de manera significativa, pero esto no es razón para invertir o desinvertir. La inversión a largo plazo suele funcionar mejor si se ignoran las tendencias económicas a corto plazo, por lo que instamos a los inversores a que se centren en lo que realmente importa.

A través de las carteras que gestionamos, tenemos una exposición relativamente modesta a los activos chinos (tanto directa como indirectamente), pero seguimos convencidos de que estas posiciones producirán resultados positivos para los inversores a largo plazo. 

Epidemias e inversiones

Para entender las posibles consecuencias de una epidemia, necesitamos utilizar las previsiones, ya sea formal o informalmente. Si se hace bien, es una tarea compleja, más allá del alcance de esta nota. Sin embargo, es importante reconocer que estamos tratando de anticipar el futuro, lo cual es un ejercicio intelectual arriesgado. Nadie puede predecir el futuro, pero hay una gran cantidad de investigaciones que sugieren formas de mejorar las predicciones.

Una forma de lograr pronósticos más precisos es utilizar tasas básicas. ¿Con qué frecuencia vemos que una enfermedad se convierte en una epidemia? ¿Qué repercusiones tienen las epidemias en la economía o los mercados? Para responder a esta última pregunta, nos remitimos a la figura 1, que da una idea de las tasas de base – en este caso, la evolución del rendimiento del mercado tras las principales epidemias de la historia reciente.

Los inversores tienden a reaccionar ante las epidemias, pero la tendencia a largo plazo es positivo

Impacto del Coronavirus sobre las inversiones

Como se muestra en la ilustración anterior, los participantes en el mercado tienden a responder a estos brotes imprevistos, pero los mercados no suelen tardar más de seis meses en recuperarse. Esto sugiere que, si bien el sentimiento inicialmente causa pérdidas, el impacto económico a lo largo del tiempo es menor de lo que los inversores podrían haber temido al principio.

Otra forma de mejorar la previsión es mantenerse humilde, especialmente porque algunas cosas son y seguirán siendo desconocidas para nosotros. Los epidemiólogos pueden producir tasas de referencia en términos de transmisión y mortalidad, por ejemplo, pero nadie puede predecir la forma en que los factores desconocidos pueden afectar la transmisión de una enfermedad en particular. A esto se le añade el miedo que puede apoderarse de los mercados.

TE PUEDE INTERESAR: El impacto del coronavirus en la inversión en gráficos

¿Cómo se puede hacer una evaluación razonable del posible impacto del coronavirus?

En este contexto, ¿cómo se puede hacer una evaluación razonable del posible impacto del coronavirus? Como inversores a largo plazo que somos en Morningstar, centrados en los fundamentales y en las valoraciones, nuestra preocupación es el posible impacto de la epidemia en los flujos de caja de las empresas.

Una pregunta es si el impacto colectivo (menores tasas de vuelos, reducción del comercio, pérdida de productividad, etc.) se sentirá en unas pocas empresas, unas pocas industrias o mercados enteros. Por lo tanto, esta es la pregunta que debemos hacernos.

En esta etapa, suponemos que el brote actual seguirá una trayectoria similar a otras epidemias recientes, lo que nos lleva a creer que los inversores no tienen motivos para alarmarse. Cabe destacar que no existe un enfoque “seguro” de la inversión: por lo tanto, pasar de la renta variable al efectivo conlleva sus propios riesgos, a saber, la cristalización de las pérdidas debidas al deterioro del sentimiento y, casi con toda seguridad, la pérdida de un rebote si se quiere contener rápidamente la propagación del virus. Por lo tanto, nos proponemos basarnos en lo que consideramos el escenario más probable, teniendo en cuenta al mismo tiempo otros posibles resultados.

Algunas recomendaciones

En última instancia, estamos vigilando la situación de cerca pero no estamos tomando ninguna medida en particular. Nuestra principal ambición es ayudar a los inversores a alcanzar sus objetivos, lo que requiere un proceso de inversión medido y repetible. A través de nuestras carteras, podemos mantener una exposición a la renta variable china, a la renta variable de los mercados emergentes, a la deuda emergente y a las empresas con ventas en China en distintos grados, dependiendo del mandato que rige la cartera. No obstante, esperamos resultados positivos a largo plazo, y sólo un claro impacto en los fundamentales nos haría cambiar nuestra perspectiva.

Cabe señalar que, si la situación cambiara, tendríamos que cambiar de opinión. Si observáramos un impacto claro y significativo en los fundamentales de la inversión, estudiaríamos la situación de cerca, haríamos un análisis riguroso de los escenarios e intentaríamos integrar la nueva información en nuestras carteras. Por el momento, nos mantenemos vigilantes.

Último apunte sobre el impacto del Coronavirus sobre las inversiones

Con vidas en juego, sería poco sensible hablar de “ruido” sobre el coronavirus. Sin embargo, desde la perspectiva de un inversor, creemos que no es el momento de actuar. Además, seguimos confiando en las participaciones de nuestra cartera, ya que se basan en un análisis sólido y un enfoque de inversión bien pensado. Evitaremos ceder al pánico y esperamos que usted tampoco entre en pánico.

Fuente: Morningstar

Artículos relacionados