¿Cómo analizar el estado financiero de una empresa?

En este blog te enseñamos la forma correcta de analizar el estado financiero de una empresa. Esto, con el fin de realizar un diagnóstico interno de tu organización para conocer las pérdidas, ganancias y posibles inversiones a realizar.
Estado financiero de una emprersa

Tabla de Contenido

El estado financiero, se componen de varios documentos en los que se plasma la situación financiera de un negocio y recoge información, tanto económica  como patrimonial de las empresas.

Son informes que reflejan el estado de una empresa en un momento determinado (normalmente un año). Conocidos también como estados contables o cuentas anuales, son muy importantes para conocer la rentabilidad y solvencia de las compañías.

Actualmente existen cuatro estados financieros que muestran de forma clara y verificable, las posesiones de una empresa en particular: 

Balance general o de situación

Es el informe que recoge tanto la situación de los activos como de los pasivos y el capital de una compañía. Se refiere a el importe en euros de lo que una organización tiene, de lo que debe y de en qué invierte su dinero para seguir creciendo. 

Mediante el análisis del Balance de la empresa unido a los cálculos de los Ratios (indicadores que permiten comparaciones interempresariales), podremos conocer el Estado financiero en el que se encuentra. Es muy importante conocerlo, ya que nos dará pistas de cómo deben actuar los administradores de las sociedades en el futuro.

Por medio de este balance se tendrá en cuenta si la empresa está demasiado endeudada, si posee demasiada liquidez que habrá que invertir, si debemos renegociar las deudas a corto plazo para que no ahogue la tesorería, en definitiva nos dará una definición exacta de la situación económica.

Nota: Dentro de las partidas fundamentales que componen el balance general encontramos Activo circulante, Inmovilizado, Acreedores a corto plazo, Acreedores a largo plazo, Fondos propios.

Estado de resultados

También conocido como balance de pérdidas y ganancias. Es muy útil para saber si la empresa está obteniendo beneficios o pérdidas. Este documento recoge los movimientos registrados en la compañía durante un periodo de tiempo que bien puede ser todo un ejercicio o parte de él, es el que determina la cuantía de las ganancias, si las hubiera, o de las pérdidas, siempre en valor neto. 

Las declaraciones de ingresos también reportan las ganancias por acción. Es decir, el valor que recibirán los accionistas si la empresa decidiera repartir todas las ganancias netas del periodo. En la parte superior de la cuenta de resultados está la cantidad total que provienen de las ventas de productos o servicios, denominados «ingresos brutos o ventas» (se llaman brutos porque no se han deducido los gastos,).

Dentro de las partidas más importantes que se encuentran en el estado de resultado se encuentran los ingresos y los gastos. 

Estado de flujo de efectivo

Nos muestra las entradas y salidas de flujo (dinero) de una empresa en un periodo determinado.  Constituye un indicador importante de la liquidez de una empresa. Esta información es muy importante, debido a que cualquier negocio necesita tener suficiente efectivo disponible para hacer frente a sus gastos y comprar activos. Si bien un estado de resultados puede mostrar si una empresa obtuvo ganancias.

Nota: los estados de flujo de efectivo se dividen entres grandes partes, cada una de ellas revisa estos datos de cada una de estas actividades:

  • Operativas.
  • Inversión.
  • Financiación.

Estado de cambios en el patrimonio neto

Este documento es de suma importancia, sobre todo en empresas de cierto tamaño que cotizan en bolsa y a su vez, reparten dividendos entre sus accionistas. El motivo es que a mayor número de accionistas, mayores cambios de valor en el capital pueden darse, lo que afectaría directamente a dicho reparto.

Dichos informes se crean a partir de la información obtenida de la contabilidad de una empresa, por lo tanto es sumamente importante tener claridad en los términos y cuentas contables utilizados en el día a día financiero. 

La forma más efectiva de analizar la información recogida en dichos informes es generando indicadores financieros, estos nos ayudan a entender y tomar decisiones de acuerdo a la situación de cada empresa en particular.

Los indicadores o Ratios Financieros más usados e importantes son:

  • Indicador de liquidez: De manera similar, el indicador de liquidez o “relación de prueba ácida” es una prueba de liquidez. Mide la capacidad de la empresa para pagar pasivos corrientes con activos en efectivo (o activos rápidos que se convierten fácilmente en efectivo en un plazo de 90 días). Este determina la rapidez con la que la empresa puede pagar las deudas. Controlar el indicador de liquidez puede ayudarlo a mantenerse al tanto de las finanzas y a comprender el nivel de respaldo de ahorros que necesita la empresa.
  • Relación de liquidez corriente: La relación de liquidez corriente es una métrica clave para determinar el estado financiero del negocio. Divide los activos corrientes por los pasivos corrientes a fin de determinar si el negocio tiene suficientes activos corrientes para pagar los pasivos corrientes. En este caso se determina si la empresa puede pagar las deudas o no. Si la relación de liquidez corriente es menor que 1, es posible que necesite pedir dinero prestado o vender algunos activos.
  • Relación de deuda sobre activos: Finalmente, la relación de deuda sobre activos mide la estabilidad financiera de la empresa. Esta relación determina qué parte de la empresa se financia con deuda y qué parte con activos. Una relación de deuda sobre activos superior a 1 indica que la compañía está financiada considerablemente por la deuda o que tiene más pasivos que activos. Si este es el caso, los inversionistas podrían ver más riesgo que beneficio al invertir en su negocio.

En conclusión, es importante tener en cuenta que un análisis financiero realizado de la mejor forma es una cara limpia, segura y confiable de la rentabilidad de una empresa, lo que facilitará la obtención de inversores interesados, además permitirá acceder a créditos bancarios con mayor rapidez. 

En Entre Tramite tenemos personas expertas y preparadas para ayudarte a desarrollar un análisis financiero correctamente, ofrecemos diversos servicios de gestoría, asesoría y apoyo en procesos burocráticos para los autónomos, incluyendo las ayudas, préstamos y subvenciones para autónomos, PYMEs y otras empresas.

¡Contáctanos! A través del formulario de contacto puedes dejar tus datos para que te llamemos, agenda una asesoría gratuita con nosotros o escríbenos a nuestro Whatsapp.

Servicios para autónomos

.

Artículos relacionados