¿Qué impuestos paga un Autónomo en España?

Te presentamos los impuestos que debe pagar un Autónomo, durante tu alta en actividades en España.

Tabla de Contenido

Normalmente, los autónomos en España tienen que pagar IRPF – IVA. Sin embargo, también tienen obligaciones extras, como las contribuciones a la seguridad social. Aquí te detallamos cada una de estas obligaciones tributarias. 

Si vives más de 183 días al año en España, te conviertes en lo que se llama un residente fiscal, ser residente fiscal significa que tienes pagar impuestos sobre sus rentas mundiales. Esto incluye los ingresos que generes tanto en España como en cualquier otro país del mundo.

Por otro lado, todo trabajador autónomo debe presentar declaraciones de impuestos cada 3 meses. Esto significa presentar los impuestos pertinentes en enero, abril, julio y octubre. Además, el autónomo también debe hacer declaraciones extras una vez al año.

Un autónomo declara por medio de sus impuestos los siguientes puntos:

  • El impuesto sobre la renta, está gravado sobre los ingresos que genera.
  • IVA, el 21% extra que tendrá que añadir a sus facturas, añadiendo al precio de sus servicios o al precio del producto.
  • En caso de que opere como empresa, tendrá que pagar el impuesto de sociedades. En este caso, el impuesto exacto es una tasa fija del 25%. Sin embargo, durante el primer año en el que se obtiene un beneficio como empresa y el siguiente, sólo pagan un 15%.

El IRPF o impuesto sobre la renta de los trabajadores Autónomos

Trimestralmente, cualquier autónomo debe computar los ingresos generados y deducir todos los gastos registrados por sus operaciones. Pagará un 20% sobre esa cantidad neta o beneficio. No importa la cantidad de ingresos que hayas generado o el tipo de industria o profesión en la que estés, pagarás este 20% fijo.

¿Cuándo recuperarás la cantidad que pagaste de más o pagarás lo que pagaste de menos  en el trimestre?

Cada año, entre mayo y junio debes presentar tu declaración de renta de manera anual. Será a través de este procedimiento cuando se aplique la retribución según tu caso.

Si durante tus declaraciones trimestrales has pagado más de lo que debías, entonces recibirás un reembolso. Pero si has pagado menos de lo que tenías que pagar, entonces deberás bonificar la diferencia.

Nota: Por medio de esta declaración también se ajustan todos los pagos a cuenta que haya registrado a lo largo del año en otras operaciones relacionadas.

Gastos deducibles

Por medio de esta sección, puedes deducir un gran número de gastos de tus declaraciones de impuestos. Esto significa que cualquier gasto que puedas deducir corresponde a una cantidad sobre la que te ahorrarás impuestos.Sin embargo, existen dos importantes advertencias que debemos realizar: 

  • En primer lugar, para poder deducir un gasto, este debe estar totalmente relacionado con tu actividad económica como autónomo. Esto significa que únicamente podrás añadir cantidades monetarias que has usado, de alguna forma o de otra, para generar tus ingresos como trabajador por cuenta propia. La parte crucial aquí sería justificarlas adecuadamente.
  • En segundo lugar, cada caso es particular y debe ser estudiado con cuidado de manera independiente. Ahora estudiaremos un conjunto de casos generales de los que te puedes beneficiar. Sin embargo, siempre será necesario analizar el caso específico y ver si:
  1. La regla general se aplica.
  2. Si existe alguna bonificación extra aplicable en tu caso.

 

Gastos de suministro

Si trabajas como autónomo desde casa, puedes deducirte el 30% de los gastos de servicios o suministros relacionados con tu actividad. Estamos hablando de tus facturas mensuales de agua, gas, teléfono, Internet y/o electricidad.

Sin embargo, este 30% sólo se aplicará a la parte proporcional de las facturas relacionadas con la actividad. En este caso tendrás que especificar hasta qué punto tu vivienda está dedicada a tu actividad diaria.

Por ejemplo, digamos que dedicas uno de los dormitorios de tu casa para que se convierta en tu oficina. Lo que deberás anotar en el modelo 037 es qué porcentaje del total de la casa ocupa dicho dormitorio, en metros cuadrados.

Supongamos que es un 25% del total del inmueble. Así, puedes deducirte el 30% de la factura mensual de servicios correspondientes a esa habitación, siendo el 25% del total de la casa.

Si la factura de electricidad fuera de 100 euros al mes, podrías deducir 100 euros x 25% x 30% = 7,5 euros que puedes deducir del pago del impuesto sobre la renta.

 

Dietas

En España puedes deducir tus gastos de dietas. Esto se refiere a las comidas que tengas que realizar dentro del horario laboral.

Esto incluye un máximo de 26,67 euros por día en caso de que las dietas tengan lugar en el territorio español y 48,08 euros si se producen en el extranjero.

Por otro lado, en caso de que necesiten alojarse en un hotel y pernoctar, 53,34 euros; 91,35 euros si estás fuera de España. Siempre justificando que dichos gastos están relacionados con tu actividad profesional o derivan de la misma.

Gastos que puedes deducirte en su totalidad

Hasta ahora hemos visto dos tipos de gastos que te puedes deducir parcialmente. Sin embargo, existe un listado de elementos o partidas que podrás deducir de manera completa: 

  • Los pagos mensuales a la Seguridad Social.
  • Compras de existencias o inventarios relacionados con tu actividad comercial.
  • Suministros o material de oficina. Esto puede ir desde un bolígrafo y papel hasta un ordenador o un teléfono móvil. Siempre y cuando te ayude a llevar a cabo tu actividad económica, puedes deducirlos.
  • Cualquier gasto de marketing o publicidad.
  • Si tienes empleados, cualquier coste relacionado con mantenerlos en la empresa, como su salario o gastos de formación.
  • El pago mensual de tu seguro médico, limitado a 500 euros anuales. Esto también incluiría el contrato de seguro médico de tu familia, siempre que pagues por ellos.
  • Los costes procedentes de asesores o gestores, como los servicios de asesoría fiscal o de abogados que se le hayas contratado.
  • Cualquier tipo de gasto de formación o aprendizaje que pueda afectar directamente a tu actividad. Estamos hablando de libros, conferencias, seminarios, cursos,…
  • Si has establecido una franquicia, también puedes deducir completamente los cánones derivados.
  • Los gastos relacionados con tu oficina o el espacio donde realizas tu actividad. Esto incluye los intereses de la hipoteca, los gastos de reforma, etc.
  • Por supuesto, todos los viajes de negocios están incluidos. Así que no importa si coges un taxi, tren o avión; o si duermes en un hotel, puedes deducir los gastos asociados.
  • Finalmente, está permitido deducir los gastos relacionados con tu coche o vehículo de transporte siempre que tu actividad requiera su uso. Así que a menos que seas un transportista, mensajero o relacionado, no es posible deducir la gasolina o los gastos de reparación.

En el siguiente video te presentaremos que impuestos debe pagar, que modelos tributarios deben de presentar un autónomo, sobre que trata cada modelo y cuando debe presentarlos:

Finalmente y teniendo en cuenta lo anterior, en Entre Trámites ofrecemos diversos servicios de gestoría, asesoría y apoyo en procesos burocráticos para los autónomos, incluyendo las ayudas, préstamos, subvenciones para autónomos y la nueva estrategia para el trabajo autónomo.¡Contáctanos! A través del formulario de contacto puedes dejar tus datos para que te llamemos, agenda una asesoría gratuita con nosotros o descarga nuestra app Entre Trámites.

Artículos relacionados